Autor: Comunicacion

¿Economía o Salud?

Así de cruda y contundente continúa siendo la pregunta a pesar de la evolución de la campaña de vacunación para combatir la Covid-19. Desde mi punto de vista no debería tener discusión la decisión a tomar en cuenta y no hablo en lo que corresponde a la parte ideológica pero en esta sociedad en la que imperan los dos grandes bloques, el capitalismo y el comunismo, llego a dudar de si esos principios y valores se tendrían que cuestionar ante una situación de crisis sanitaria como la actual.

Es tal el grado de deterioro de nuestra actual sociedad que llegamos incluso a tener dudas al respecto en cuanto a la elección. Con el paso de los años te das cuenta que si no hay salud no se puede disfrutar de nada y no somos conscientes de ello hasta que la perdemos. Con la Covid-19 hemos podido constatar lo frágil que es nuestra sociedad y lo que un simple virus invisible puede ocasionar a la salud y a la economía. Dejando pobreza, paro, pérdidas económicas y vidas humanas por el camino.

Las vacunas están generando expectativas en la sociedad y esperanzas en el tejido económico pero que no es menos cierto que hasta ahora solo están produciendo altísimos beneficios a las farmacéuticas. Es momento de actuar con altitud de miras y no mercadear con la salud.

Debemos aunar esfuerzos y sumar nuestro granito de arena para lograr entre todos salir adelante y combatir todos a una la pandemia mundial, cada uno desde la parcela que le ha tocado defender. Siendo responsables y actuando por el bien común.

En Canarias se viven momentos muy difíciles por los efectos del cero turístico que ha hecho que la economía se resienta y como fichas de dominó vayan cayendo en cascada si no se articulan las medidas económicas necesarias para proteger a las empresas que son las que generan riqueza y crean empleo, se necesita una seguridad jurídica  respecto de los ERTES que pueda llegar no hasta Semana Santa ni siquiera hasta el verano, lo que necesitamos es tener claro que mientras la producción de las diferentes vacunas no sean una realidad para cubrir las necesidades de la población mundial y no se recupere el turismo y por ende el resto de sectores productivos imbricados como son comercio, restauración, transportes, ocio, etc… se necesitará de medidas que amortigüen los efectos de la crisis mundial.

Cada vez que se escuchan políticos, de cualquier color e ideología, hablando de miles de millones de euros que llegarán al Mundo, a España o a Canarias para paliar los efectos de la pandemia y así lograr que se mantengan las inversiones y el empleo en los próximos meses, cada vez me suena peor esa cantinela ya que da la sensación de que están en una “Casa de Subastas” a ver quién da más y los ciudadanos cada vez más pobres, más desesperados y más necesitados de tener certezas para el futuro inmediato ya que el largo plazo les queda muy lejos como para preocuparse en estos momentos.

Todos los planes de reconstrucción y reactivación que se planteen son bienvenidos, aunque ya van con retraso. La realidad es que detrás de los titulares debe existir una ficha financiera que los complemente y haga realidad que puedan ser ejecutados con garantías y que sean útiles para todos. Que no se pierdan en la maraña administrativa y burocrática en la que están sumidas las Administraciones y que impide que se apliquen criterios de eficiencia y no se puedan ejecutar determinadas partidas presupuestarias por que el esfuerzo burocrático es titánico y ni la justificación posterior o adelantada hace que se puedan aprovechar esos fondos.

Creo que nadie tiene dudas qué debe ser primero, si economía o salud, pero hay que buscar titulares muy llamativos para lograr captar la atención del lector para trasmitir el mensaje y que no se pierda por la tupida selva en la que se han convertido los canales de comunicación en los que ya nadie sabe qué noticia es verdad o mentira y solo depende del color del cristal con el que se mira para lograr mitigar los efectos de la incertidumbre en la que estamos instalados.

Antonio Luis González Núñez

Presidente de Fedeco Canarias

Reunión entre Fedeco Canarias y la Dirección General de Comercio para analizar la situación del sector

El Director General de Comercio del Gobierno de Canarias, David Mille Pomposo y el presidente y el secretario general de la Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias (Fedeco), Antonio Luis González Núñez y Víctor Manuel Sánchez Cruz, respectivamente, han analizado durante la reunión celebrada este lunes [15/02] la dramática situación que padece el comercio minorista en el Archipiélago, principalmente en las áreas con afección turística “mayoritariamente perjudicada ante la falta de visitantes y la delicada situación económica por la caída de ingresos que han soportado y que siguen atravesando muchos establecimientos canarios. También se analizaron posibles acciones y ayudas directas que puedan dar oxígeno al sector comercial del Archipiélago”, destaca el presidente de Fedeco Canarias.

Uno de los principales puntos que se trataron durante este encuentro fue intentar salvar la situación de quiebra técnica en la que se encuentran muchos pequeños comercios y autónomos que dependen de la recuperación de la actividad para subsistir y que si no se articulan ayudas directas a los epígrafes de comercios minoristas- “están condenados a cerrar”.

Igualmente desde la Dirección General de Comercio se han comprometido a estudiar y apoyar proyectos de divulgación y promoción del comercio minorista más allá de la plataforma “Consume Canarias” aprovechando para profundizar en la digitalización de aquellos establecimientos o comercio cercano que aún no haya podido dar ese paso e “intentar competir en igualdad de condiciones con esos otros establecimientos que sí se encuentran ya dentro de esa plataforma virtual comercial promovida desde el Gobierno de Canarias”, apunta Víctor Sánchez Cruz.

Los representantes de Fedeco Canarias solicitaron al Director General de Comercio una mayor comunicación en el trabajo diario y las estrategias de comunicación de la Consejería para que llegue el mensaje a las empresas y comercios que son quienes están en contacto con el consumidor final.

Por último, desde Fedeco Canarias le planteó a David Mille, Director General de Comercio, poner sobre la mesa varios proyectos de promoción y divulgación, así como eventos y jornadas con el objetivo de lograr la reactivación del comercio de Canarias.

Fedeco Canarias aplaude el Plan de Rescate para las empresas en especiales dificultades

La Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias (Fedeco) a través de su presidente, Antonio Luis González Núñez, opina que el Plan de Rescate presentado por parte del Gobierno Regional por un total de 400 millones de euros para comercio, restauración, la hostelería y empresas deportivas más afectadas por las consecuencias de la pandemia COVID-19 y las restricciones sanitarias aplicadas  “es bienvenido y creemos que debe ser aplaudido ante la manifiesta dejadez del gobierno Central, pero debemos tener en cuenta que analizando las diferentes partidas, los 165 millones a fondo perdido de ayudas directas deberán ser distribuidos en base a una situación real de dificultad y no en su mayoría para grandes empresas, sino que sean destinados en gran medida para aquellos comercios o subsectores afectados que estén en una situación realmente crítica”.

En cuanto al aplazamiento del primer trimestre del IGIC, cuantificado en el Plan de Rescate en un total de 195 millones, desde Fedeco Canarias consideran que esta medida podría “agravar aún más la situación de muchos comercios teniendo en cuenta que las perspectivas del aumento de las ventas de aquí a seis meses no mejoren por lo que tendrían que disponer de esos fondo del IGIC aplazado para seguir haciendo frente a los gastos generales”, afirma el presidente de Fedeco.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la tramitación de estas ayudas de las que aún no se conoce cómo serán tramitadas y tratar de que no “se conviertan en un nuevo colapso de la administración ante la falta de personal, de la carencias de citas presenciales debido a las restricciones sanitarias y de la continua caída de sede electrónica”.

Román Rodríguez valora con Fedeco Canarias la situación del sector comercial

En una reciente reunión celebrada en la sede de Presidencia del Gobierno de Canarias entre el vicepresidente regional y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, Ramón Rodríguez; el presidente de Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias, Antonio Luis González Núñez; y el secretario general de Fedeco, Víctor Manuel Sánchez Cruz, se analizó la situación del sector comercial, de la restauración y el ocio en el archipiélago. El vicepresidente analizó junto a los miembros de Fedeco Canarias las ayudas directas y la bonificación y bajada puntual del IBI y otros impuestos municipales para intentar atenuar en lo posible el impacto que está teniendo la crisis sanitaria principalmente en el sector comercial y de la restauración en el archipiélago, aspecto que el vicepresidente Román Rodríguez se comprometió a estudiar. Igualmente el vicepresidente solicitó a la Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias la presentación de diferentes propuestas o medidas para ser analizadas y cuantificadas por el ejecutivo regional.

El presidente de Fedeco Canarias, Antonio Luis González Núñez, le recordó al vicepresidente canario que “el sector comercial de archipiélago está en estos momentos herido de muerte, muchos establecimientos no volverán a abrir sus puertas por lo que cualquier acción es bienvenida pero es necesario que el Plan de Rescate (ya presentado) sea una realidad y que no quede en una simple declaración de intenciones”.

Sobre el aspecto referido al IGIC, el vicepresidente confirmó el aplazamiento del Impuesto General Indirecto de Canarias del primer trimestre de 2021 dentro del Plan de Rescate “aspecto que aunque podría ser un respiro para el comercio en Canarias, a largo plazo se puede convertir en un arma de doble filo al tener que liquidar dentro de seis meses el montante total; hasta que no se activa la economía y vuelvan los turistas y ante la falta de ingresos y liquidez de las empresas será inviable asumir dos trimestres de una sola vez”, destaca Antonio Luis González Núñez.

Fedeco Canarias espera que otros municipios sigan la senda de Santa Cruz con la ampliación de las “Licencias Express”

El presidente de la Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias (Fedeco), Antonio Luis González Núñez, valora la celeridad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con la ampliación de las “Licencias Express” hasta el próximo 9 de mayo y espera que otros municipios “aprueben en los próximos días decretos similares”.

Desde Fedeco Canarias consideran que a pesar de que el cambio de nivel de alerta en Tenerife, ofreciendo la posibilidad de poder utilizar el interior de los establecimientos de restauración, bares y cafeterías, no es impedimento para que “este sector especialmente afectado por la crisis sanitaria junto con el comercial pueda seguir explotando la ampliación de las terrazas gracias a las licencias express aprobadas por Decreto por parte de muchos Ayuntamientos de la isla”, según destaca Antonio Luis González Núñez, presidente de Fedeco Canarias.

Recordar que tan solo en Santa Cruz de Tenerife más de 400 establecimientos habían solicitado este tipo de licencia para crear o ampliar “espacios en el exterior y seguir con la actividad”.

El presidente de Fedeco Canarias opina que “otros municipios de Tenerife deberían tener en cuenta que a pesar de que los establecimientos de restauración pueden desde este lunes abrir el interior de los locales con las limitaciones de aforo no es suficiente para poder cubrir los gastos diarios que se generan”, apunta Antonio Luis González Núñez.

Un 2021 para seguir luchando

Arranca 2021 cargado de buenos deseos, y esto, tras dejar atrás un 2020 catastrófico en el que salvar la vida de las personas y la economía familiar han sido las prioridades de todos. Pero es curioso, porque apenas 15 días después del comienzo de este nuevo año, ya nos hemos visto casi obligados a olvidar los buenos deseos para el año 2021. La tozuda realidad se ha vuelto a “estampar” en nuestras caras.

Las prórrogas de los ERTES han sido y serán fundamentales para darle seguridad jurídica a las empresas y un horizonte de estabilidad a la hora de tomar decisiones. Pero debemos advertir que si de nuevo se vuelve a utilizar como arma política especulativa para evitar datos negativos de paro o maquillar la realidad del tejido empresarial, flaco favor le hacemos a las empresas; no conseguiremos otra cosa que alargar la agonía por falta previsión y dialogo social.

Inversión pública debe ser fundamental para incentivar la economía y apuntalar los sectores que más lo necesitan, mantener el empleo y la actividad económica. Por la situación sanitaria y la crisis derivada del Covid19 hay sectores muy perjudicados que lo están pasando muy mal y si no les llegan ayudas directas, incentivos reales y los planes de rescate que tanto se anuncian no se activan y les dan cobertura a las empresas para que puedan obtener oxigeno o el panorama que nos espera será muy duro en los próximos meses.

Las ayudas deben llegar y el dinero debe fluir por las cañerías de la economía canaria y del Estado en general para que llegue a todos, sin esa agua pronto se notaran los lamentables efectos de la sequía monetaria en sectores muy importantes de nuestra economía.

En la actualidad no fluye el crédito y pese a tener el aval del estado del 75% los créditos de las líneas ICO, no llegaron con la premura y cubrieron las necesidades por la burocracia y los motivos esgrimidos eran que las empresas no cumplían con los criterios. Si no necesitáramos dinero seguro que no lo pediríamos, si no se ayuda a la empresa cuando lo necesita para poder engrasar la actividad en tiempos de dificultad, sobran las palabras.

Sectores como el comercio, la hostelería, el turismo y los servicios derivados los están pasando muy mal y durante muchos años han sido el motor que tiraba de la economía. Ahora cuando la pandemia se ha cebado en nosotros, no podemos mirar para otro lado y dejarnos tirados en la cuneta, debemos insistir en las ayudas y ahora más que nunca comprar local, dar valor a lo nuestro y apoyarnos los unos a los otros. La salvación del sector es la salvación de cuetos de miles de familias canarias ya que con el mercado turístico cerrado, no se trata de que puedan entrar o no, se trata de que sus países de origen están confinados nuevamente y no los dejan salir.

No se trata de buscar culpables, solo de ser conscientes y consecuentes y que el esfuerzo y sacrificio de cada uno hace que la colectividad avance en pro de vencer el virus y así recuperar la economía y generar riqueza y empleo para todos.

La noticia primero y la autorización y suministro de las vacunas que se están ya distribuyendo entre la ciudadanía nos ha llenado de esperanza y esa sensación de alegría puede hacer que podamos pensar que ya esté ganado el partido, pero lamentablemente no es así y siendo optimistas y si todo marcha sobre lo que se ha pronosticado, nos queda más o menos el mismo tiempo por pasar que el que ya hemos pasado desde el pasado marzo de 2020, diez meses han pasado y diez meses más nos quedan por pasar que es cuando se anuncia que serán las estimaciones más positivas. Ojala que para finales del verano de 2021 estemos llegando al final del trayecto y salvada la salud y la humanidad se salve la economía. Nunca deberemos bajar la guardia y juntos saldremos adelante.

En este momento deberíamos ser conscientes de que debemos reinventarnos y no podemos estar esperando a verlas venir. Ya no es hora de lamentarnos por no haber sido capaces de diversificar nuestra economía, ahora toca trabajar juntos para lograr diversificarla y que en el futuro posibles crisis puedan ser menos dañinas si todos los sectores están fortalecidos y asimilan entre todos los impactos. Ahora toca hacer las cosas bien y apostar por la sostenibilidad y contribuir al cambio climático, la autosuficiencia. Apostar por la formación y cualificación de nuestro personal y los idiomas. Ser puerta de entrada y salida para América, África y Europa. Poner a pensar el modelo de archipiélago que queremos y no volver a caer en los errores del pasado y volver a apostar por lo fácil que ha sido el binomio turismo-construcción del siglo pasado que tanto dinero creo pero que tan poca riqueza genero salvo para unos pocos y que no es la solución para siglos futuros.

Si queremos que los sectores productivos de Canarias sobrevivan deberemos apoyarlos y ayudarlos a salir adelante; autónomos, pymes y microempresas, son los verdaderos creadores de riqueza y empleo en nuestras islas y si no se las ayuda corremos el riesgo de que su desaparición haga que se cree más paro y aumenten las cifras de mortalidad empresarial. Si se deja que se destruya ese tejido productivo, los efectos serán inmediatos sobre nuestra economía. La inversión posterior para tratar de volver a crearlo será muy superior a la ayuda que puedan recibir en un rescate directo con ayudas al funcionamiento o la liquidez, así como incentivos, aplazamientos de impuestos y condonación de pagos por obligaciones por más grandes que pueden aparecer en la actualidad, esas cifras macroeconómicas.

Queda mucho por recorrer y será más largo de lo que nos imaginamos pero debemos estar preparados para no desfallecer si queremos ganarle al virus el partido. Este 2021 tiene demasiados retos por conseguir y pese a todo, no nos vamos a rendir

Antonio Luis González Núñez

Presidente de Fedeco Canarias