LAS BAJAS DE AUTÓNOMOS EN 2014 SUPERAN LAS DE LOS PEORES AÑOS DE LA CRISIS

2.000 BAJAS DE AUTÓNOMOS CADA DÍA EN EL PRIMER CUATRIMESTRE DEL AÑO 2014

  •  Las bajas de autónomos en el primer cuatrimestre del año 2014 alcanzaron las 234.450, número incluso superior a las de 2013 y 2009, los peores años en número de bajas de la crisis.
  • El aumento de autónomos en el primer cuatrimestre del año fue consecuencia del incremento de las altas ante el desempleo masivo y la tarifa plana para nuevos autónomos, mientras los ceses de actividades también aumentaban.
  • Landaburu afirma que “mientras las nuevas actividades se tienen que consolidar, el incremento de los cierres se basa en actividades ya consolidadas”. “Tan importante como incentivar nuevos autónomos es ayudar a los que están a mantenerse en la actividad”.

Un estudio realizado por UATAE, en base a los datos de bajas y altas de afiliación aportados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social correspondientes al primer cuatrimestre del año (enero a abril), demuestra que el aumento de los autónomos es consecuencia del importante incremento de las altas, en muchos casos por la difícil situación que viven muchas personas ante el desempleo masivo y que les empuja a intentar una actividad por cuenta propia, junto con la tarifa plana para nuevos autónomos. Pero esa realidad esconde otra de considerable importancia, como es que los cierres de actividades ya implantadas y consolidadas también aumentan y su número es superior a las de cualquier otro año de la actual crisis.

El número de bajas en el primer cuatrimestre del año 2014 fue de 234.450; casi 2.000 bajas de actividades de autónomos al día de media, número superior incluso a los datos de los peores años de la crisis en el primer cuatrimestre, que fueron los años: 2013, con 231.713 bajas, y 2009 con 227.857. El número de bajas medio en el resto de años de la crisis en este primer cuatrimestre ha sido de 195.000, mientras que antes de la crisis rondaba las 140.000 bajas.

Por tanto, el incremento en el número de autónomos del primer cuatrimestre del año ha sido consecuencia del importante incremento en el número de altas, consecuencia del desempleo masivo y las medidas de incentivación del gobierno de la actividad por cuenta propia, como la tarifa plana, pero al tiempo las bajas se sitúan en niveles superiores a los de los peores años de la crisis.

Para María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, “es positivo que aumente el número de autónomos, pero es importante no quedarse ahí y observar que ello es consecuencia del importante aumento del número de altas, mientras también los ceses y cierres de actividades aumentan, convirtiéndose su reducción en la principal asignatura pendiente del Gobierno”.

Según Landaburu, “el importante incremento de las altas tiene mucho que ver con la situación de desempleo masivo que vivimos en España, al que se unen las escasas expectativas de obtener un salario digno en el caso de conseguir un trabajo asalariado, lo que empuja a un número importante de personas a iniciar una actividad por cuenta propia, especialmente en los servicios, a lo que hay que sumar el incentivo que supone la tarifa plana para nuevos autónomos”. “Son por tanto actividades que se tienen que consolidar, ya que en general no responden a un aumento de la demanda sino a una necesidad de actividad personal ante la falta de oportunidades”.

 

Según Landaburu, “ello se observa claramente si analizamos lo que ocurre en determinados sectores, como por ejemplo el Comercio, donde a pesar de la caída de las ventas, especialmente en los pequeños establecimientos, el número de autónomos en el sector no deja de aumentar, con lo que tenemos menos tarta para repartir entre cada vez mayor número, por lo que es fundamental aumentar el consumo para que la mayoría de actividades puedan tener viabilidad”.

Sin embargo, considera María José Landaburu de UATAE, “el aumento de las bajas, a pesar de las mejores perspectivas anunciadas por el Gobierno, es muy preocupante, ya que se trata de la desaparición de actividades en la mayoría de los casos consolidadas y que afectan a sectores de mayor valor añadido, como la industria, la construcción, el transporte o la agricultura”.

En consecuencia, Landaburu “advierte al Gobierno que las bajas aumentan y que es imprescindible la mejora de la demanda interna y el acceso de los autónomos al crédito, ya que en caso contrario continuarán las bajas de actividades consolidadas y al tiempo muchas de las nuevas actividades no se consolidarán”. “Tan importante como incentivar nuevas actividades por cuenta propia es ayudar a los que ya están a mantenerse en la actividad”.