FEDECO Canarias prevé que la economía canaria se desplomará por los efectos del COVID-19

May 10, 2020 Noticias

FEDECO Canarias prevé que la economía canaria se desplomará por los efectos del COVID-19

– El 1º trimestre de 2020 ha registrado un gran descenso y puede ser la antesala de una caída aún mayor en el 2º trimestre del año.
– Los datos de la tasa de paro, en el sector comercio en el peor de los casos, podrían situarse por encima del 30%.


Tras la reciente publicación de los datos del Primer Trimestre 2020 del Avance de la Contabilidad Nacional Trimestral y a las informaciones sobre un gran pacto por la reconstrucción social y económica de canarias y pese a que los verdaderos efectos de la pandemia serán recogidos en el segundo trimestre, la fotografía muestra datos reveladores.
Mientras que a nivel nacional la economía ha registrado una caída del -4,1% frente al 1,8% del pasado trimestre, en Canarias este dato es aún más pesimista respecto del anterior. Según las distintas fuentes y organismos oficiales hay datos pesimistas para todos los gustos, desde caídas del -3/-5% hasta el -12/-16% del PIB, a nivel nacional y de la eurozona, de informes públicos y privados de prestigio internacional, a nivel Canarias podría llegar a superar el -20% del PIB. Solo en el sector comercial en Canarias
este pasado mes las ventas han sufrido una importantísima caía del -20,2% rompiendo una racha de 70 meses ininterrumpidos de crecimiento mensual.
El sector comercial no es ajeno a la presente situación y también sufrirá un importante desplome, ya que se verá afectado por la falta de liquidez del sistema, el incremento del paro, el cerro turístico y el cierre de las fronteras; Esto implicará una situación delicada en materia comercial para los pequeños y medianos empresarios d los establecimientos de proximidad.
La pandemia del Covid-19 y las posteriores medidas de confinamiento y el cierre de los países ha tenido como consecuencia una caída sin precedentes en la demanda y hecho hace que la economía se pare en seco y se ralenticen todos los procesos.
La parálisis económica por la situación se ha trasmitido en todos los aspectos, en el plano laboral la destrucción de empleo ha sido significativa pero hasta el segundo trimestre del año no se tendrá una fotografía real pero los indicadores no son nada halagüeños.

Todavía es pronto para poder saber la verdadera magnitud y el calado que tendrá esta crisis del covid-19 pero debemos estar preparado para el peor escenario posible y reaccionar lo antes posible con un compromiso de todos para arrimar el hombro y salir adelante a la mayor brevedad posible.
Salvo en aquellos sectores declarados esenciales por el decreto de declaración del estado de alarma, que según los casos, han tenido una estabilidad económica y laboral con importantes incrementos de actividad que no se han reflejado necesariamente en el aumento de la cifra de negocios, para otros ha supuesto un mantenimiento de la actividad en estos tiempos que ya es motivo de satisfacción; para el resto de sectores
ha resultado una caída de ingresos, una paralización de la actividad productiva y unas perdidas incalculables.
Nuestras Previsiones
La economía mundial está sumida en una paralización sin precedentes y no
comparable a nada de lo anteriormente estudiado en economía, solo asimilable a los efectos de una guerra mundial. Todos los países de la tierra tendrán que adaptarse a este nuevo escenario en el que nada está escrito salvo los datos nefastos por las consecuencias de la pandemia y la paralización de la actividad empresarial y comercial derivada pro el covid-19.
A nivel nacional el escenario no será muy diferente y la economía española sufrirá importantes efectos negativos. Cámara de España en sus informes recientes pronostica escenarios desfavorables con caídas del PIB de entre el -7/-11% pudiendo llegar el interanual ya en el 3ºT o 4º Trimestre del año magnitudes superiores al -15%. Y canarias no será ajena y tendrá caídas mucho mayores.
Ante este panorama tan desalentador y sin precedentes, los analistas plantean previsiones en función de la necesidad de poder predecir el comportamiento de la economía para establecer políticas y líneas de actuación que incentiven la inversión y encaminadas a estimular la economía.
Canarias por su situación de lejanía y de alta dependencia del continente, así como por la poca diversificación de su estructura productiva, monopolizada por el binomio turismo y construcción, además de sufrir los efectos locales y nacionales también se ve afectada por los efectos de la pandemia en otros países que son los tradicionales destinos de turistas que recibimos, sufrirá en mayor medida los efectos negativos y la recuperación no podrá empezar a ser efectiva hasta que esos destinos se recuperen.
El cierre de las fronteras y el cero turístico hará que la economía canaria tenga mayor incidencia y tasas negativas durante mayor tiempo y la recuperación que llegará, sea más lenta y dilatada en el tiempo.

Sobre los efectos en materia laboral, y a falta de conocer la verdadera dimensión de la crisis es muy difícil vaticinar las previsiones que podrían alcanzar hasta un 25% de tasa de paro nacional, pero en Canarias podría ser peor; hasta que no se recupere la actividad productiva y se reactive la economía no se sabrá el verdadero alcance de la destrucción de empleo pero no serán buenas noticias.
La colaboración público privada, recuperar la confianza y plantear un escenario real para poder aplicar medias contundentes de carácter excepcional para compensar los efectos de la crisis es fundamental para salir lo antes posible de la situación.
Debemos afrontar cuestiones que a todo el sector le afecta y que no tiene fácil solución. La destrucción de empleo, el cierre de empresas, la falta de liquidez, la caída de actividad, la excesiva burocracia, las obligaciones fiscales de los autónomos y empresas ante la caída de ingresos y el confinamiento y tener que seguir pagando cuotas e impuestos a la administración. Para evitar los efectos y minimizar las
consecuencias de la crisis, los sectores piden medidas efectivas concretas y con la paralización del turismo, la hostelería y el comercio queda un largo camino para la recuperación y llegar a la normalidad.
La Federación de Desarrollo Empresarial y Comercial de Canarias (FEDECO) ha confeccionado un documento con aportaciones que las asociaciones y empresas integradas nos han hecho llegar para contribuir a la reconstrucción económica y social de nuestra economía; generando riqueza y empleo para Canarias.
Junto a las medias anteriores ya presentadas, la federación está trabajando en la elaboración de propuestas de los principales sectores comerciales de la provincia: textil, bazar, muebles, libreros, limpieza, turismo, hostelería y restauración para poder mitigar los efectos del impacto en la economía de los efectos del Covid-19 en nuestra economía regional.
Desde FEDECO creemos que es el momento de alcanzar un gran acuerdo entre los agentes económicos, empresariales, políticos y sociales cuanto antes, para una recuperación y reconstrucción efectiva de nuestro país.