EL IPC ADELANTADO DE MAYO PERSISTE EN SUS VALORES NEGATIVOS

Sep 30, 2016 Asflorte, Noticias

EL IPC ADELANTADO DE MAYO PERSISTE EN SUS VALORES NEGATIVOS

  •  El dato del IPC adelantado de este mes sitúa en el -1% la variación anual de los precios en España, en sintonía con una economía que no termina de trasladar a las personas la mejor situación que apuntan los indicadores macroeconómicos.
  •  Para UATAE todo indica que “los valores negativos de los precios se van a mantener en los próximos meses”.

Madrid, 30 de mayo de 2016

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado hoy el dato del IPC adelantado correspondiente al mes de mayo que indica una variación anual de -1%, una décima superior al registrado en el mes anterior (-1,1%).

Esto significa que durante dos años y medio el balance de precios se ha mantenido mayoritariamente con valores por debajo del 0%, lo que da idea de la “dificultades” que continúa sufriendo la economía de nuestro país.

Además, esta tasa anual es 8 décimas menor a la alcanzada en mayo del año pasado cuando los precios se situaron en el -0,2%.

Para María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, “estos datos confirman el mantenimiento de los precios en valores negativos y cercanos al -1%, lo que genera dudas razonables sobre la evolución de una economía que no termina de trasladar a la realidad de las personas la mejor situación que apuntan los indicadores macroeconómicos”.

Para Landaburu todo indica que “los valores negativos de los precios se van a mantener durante los próximos meses, especialmente si analizamos las tensiones y riesgos económicos que amenazan la evolución de la economía, especialmente a nivel internacional”.

Landaburu afirma que “si bien no hablamos de deflación, la situación se parece mucho y refleja las dificultades económicas de la mayoría de la sociedad”.

A juicio de la Secretaria General de UATAE, “ante las debilidades e incertidumbres de la economía española, es necesario mejorar las rentas de los españoles, especialmente de pensionistas, asalariados y autónomos, y garantizar el acceso al crédito en mejores condiciones, especialmente de las pequeñas unidades de producción y las familias,  para apuntalar el crecimiento de la demanda y la economía, crear empleo y alcanzar unos precios moderados aunque positivos”.